CLEMENTE: HAY QUE SEGUIRLO

Cada temporada depara nuevos rostros, nuevas ilusiones. A la espera de frescura y sobre todo de originalidad. Cuando esto último sucede se propaga la noticia hasta los mas recónditos corrillos de aficionados. En Francia empieza a sonar con fuerza el nombre de Clemente, novillero nativo de Burdeos, hijo de un coleccionista de libros y videos taurinos entre los que forjó su afición el joven Clément Dubecq. Parece que esto le haya marcado ya que no se le perciben los mimetismos que deparan las escuelas taurinas. Tan solo con su presencia llama la atención. El rubio torero tiene a la par un aire risueño y melancólico, del chico joven que es cuando le pierde la cara al toro y con una mirada de hombre curtido y con esas primeras arrugas que provoca el toreo.
Como todo torero incipiente es irregular, como si dudase, ante los novillos, entre privilegiar la lidia en su sentido mas técnico y el sentimiento que él lleva dentro. Esa búsqueda, esa incertidumbre contribuyen al encanto de su toreo que cuando aflora posee una hondura que no busca el gracejo, como si le viniese naturalmente, con reminiscencias de toreo añejo, tanto de capote como con la muleta. Personalmente me recuerde a veces al torero de Lorca Pepín Jiménez.
Desde sus inicios se ha ocupado de su formacíón el veterano banderillero Fermín González y este año su nuevo apoderado es Carlos Zuñiga por lo que, a priori, se le verá en muchas plazas a ambos lados de los Pirineos.

galeria de fotos de Bertrand Caritey y Bruno Lasnier. Captieux 2013 y Samadet 2014

Comments are closed