ESCRIBIR EN LA QUERENCIA

La Querencia es el deseo, la tendencia, la imantación al trozo de tierra que uno ama. La Querencia es más que el amor porque lo comprende, y, además, incluye el instinto de propiedad. Se quiere de tanto amar. La Querencia es un nombre derivado del verbo que designa la acción de amar. La Querencia es inevitable. La Querencia, aún cuando sea peligrosa, es el lugar de nuestro destino. La Querencia es punto final, lugar de arribada o de principio. La Querencia es el centro del hombre, el sitio donde uno se planta, ese lugar tan nuestro que por eso limita con el abismo. La Querencia es el terreno donde el toro manso se hace bravo. La Querencia, por ser querencia, es honesta e incorruptible, vive más allá del interés y de lo recomendable. Escribir de toros en la querencia es hermoso y peligroso.

Comments are closed