VER EL ARBOL Y NO EL BOSQUE

Centro de atención en las últimas municipales celebradas en Francia, la parte septentrional del planeta taurino francés puede sentirse mas serena ya que los resultados son estables en la gran mayoría de las ciudades de tradición taurina.

Significativo a este respecto es la respuesta a los antitaurinos con la reelección en la primera vuelta de los alcaldes de Alès y de Rodilhan. Ojalá les sirva de lección a cierto tipo de prensa.

Las grandes plazas como Arles o Nîmes, así como la de menor categoría de Céret tendrán de nuevo por interlocutores a los antiguos alcaldes reelegidos en sus ciudades respetivas, al igual que en la veintena de plazas de tercera categoría que cuenta la zona a la excepción de Carcasona, en la provincia del Aude, que ha pasado de la izquierda a la derecha y de Vauvert, en el Gard, en sentido contrario.

Como lo ven, mucho ruído y pocas nueces.

Queda la gran incognita que constituye el Frente Nacional, que aparentemente iba a arrasar. Saint Gilles, donde el famoso abogado y ahora diputado Collard atrajo las cámaras como el fuego los mosquitos, se preservó de la marea al retirar con gran dignidad su candidatura el anterior alcalde en la segunda vuelta. En la provincia de Bouches du Rhône, Tarascon adoptó similar posición.

En definitiva las ciudades sobre las que cabe interrogarnos sobre su futuro son tan solo tres,  lo que es mucho, demasiado…

Béziers en la provincia del Herault, que es sin duda la conquista mas emblemática de este partido y que nos impide ver el bosque ; Beaucaire, en la provincia del Gard y Fréjus en el Var, que constituyen unos casos muy particulares sobre los que sin duda volveremos a hablar.Oigo ya a algunos bienintencionados amenazar que no volverán a pisar esos ruedos.  Por Dios : por que condenar, por partida doble, a todos esos desdichados aficionados que tengo el honor, como muchos otros, de conocer en esas tierras?

Comments are closed