JIMENEZ FORTES, SIN OPINION PUBLICA

Cuando los medios informativos silencian las corridas de toros, la gente termina por ignorarlas. Los toreros carecen de “imagen pública” o necesitan muchos años para crearla. Solo un reducido grupo, los aficionados, es capaz de reconocerlos y jerarquizarlos. Pero estos, que como aficionados son de naturaleza reticente, tardan en situarlos.
Más rápido era el público, muy abierto, menos prejuicioso, en otros tiempos de más intensa información taurina. Entonces, a los toreros recién llegados les imprimía carácter ser novedad, les daba fuerza en las taquillas. Hoy es al contrario, novedad significa anonimato.
Esta anomalía, provocada por el vacío informativo, es tan aberrante como la de los diestros que potencian su “marca” a fuerza de años, a fuerza de que sus nombres suenen sin que nadie sepa muy bien por qué. ¿Por repetir todos los años en las mismas ferias? ¿Por estar apoderado por una casa taurina importante y ser un torero del sistema? ¿Por dejarse ver a menudo en la prensa people? ¿Por triunfar burocráticamente?
La desinformación –no confundir con manipulación- es tan grande como la libertad de programación que ha generado entre las empresas. Salvo cinco o seis figuras de verdad, el resto de los toreros es intercambiable desde un punto de vista comercial. Un peligro: tanta libertad y tan mal aprovechada se convierte en impunidad.
Así se explica el caso de Saúl Jiménez Fortes, un torero nuevo que antaño hubiera sido la novedad por antonomasia, un foco de expectación en todas las ferias. Pues bien, este año, se le vio puesto en la preferia de Valencia, donde tuvo una actuación importantísima; naturalmente no ha sido contratado en Sevilla; y en Madrid va a una, una de las duras sin vitola. ¿Hay tantos toreros que uno bueno, joven y distinto no tiene sitio? Repasen los carteles de Sevilla y Madrid y muéranse de risa. Menos mal que Madrid ha rectificado, y, el domingo de Ramos, Jiménez Fortes abrirá la terna en Las Ventas en un cartel de toreros jóvenes –David Galván y López Simón- frente a una ganadería de prestigio, Puerto de San Lorenzo.

foto bruno Lasnier

fortes01

Comments are closed