LA CORNADA DE JIMENEZ FORTES. MADRID 13 ABRIL 2014.

Fue un cornadón. Interesó la pelvis, la vejiga, la uretra, un desastre. En la plaza dejó el retrogusto del drama y de lo absurdo. ¿Por qué hacer un quite en el sexto de la tarde a un toro que no tenía aún la embestida hecha? ¿Es que no se había justificado el torero lo suficiente en los dos toros que mató? La mala suerte es lo que más desalienta al torero y al público.

Comments are closed