LOS TOREROS TOMAN LA INICIATIVA

Tres datos. Primero: la crisis económica ha reducido el mercado taurino –y, consiguientemente, la cabaña de bravo-, más o menos en un 50 por ciento. Segundo: la posible retirada de un futbolísta del Barcelona mereció portada en muchos periódicos; días después, la grave cogida de una figura del toreo, Enrique Ponce, apenas fue relevante para la prensa escrita. Y Tercero: cinco toreros figuras –Morante, El Juli, Miguel Ángel Perera, Alejandro Talavante y José María Manzanares- se niegan a contratarse en la próxima Feria de Sevilla.

¿Qué tienen en común estos tres hechos en apariencia heterogéneos? Primero y tercero están estrechamente vinculados. Una reducción de la actividad económica deriva en una reducción de honorarios, hecho palpable en casi todos los sectores de la economía, y también en el taurino, que se ha manifestado con mayor virulencia entre los toreros de menor fuerza, en las ganaderías de tipo medio y en la ferias menos consolidadas.
De ahí que los toreros mejor implantados, los que “venden” los abonos, hayan reducido el número de sus comparecencias, dotándolas de mayor realce, y castigando a la empresa más agresiva en las negociaciones contractuales, la de Sevilla. No se sabe si han mantenido sus honorarios, pero han puesto freno a su deflación: hasta aquí hemos llegado.
Muchos son los síntomas de acoso a las corridas de toros, pero los toreros han tomado conciencia de que su marginación informativa no es el menor. La poca incidencia de la cornada de Ponce, tercer dato, no está en proporción con la importancia de dicho diestro, y es una prueba más de la discriminación informativa padecida por la Fiesta. Que los triunfos se recluyen en el gueto de los medios especializados en tauromaquia, que las cornadas saltan a la información general para denigrar el espectáculo y no para valorar el mérito de los toreros, que las grandes ferias solo merecen coberturas de información local, es algo sabido entre los profesionales. Por eso, hace ya más de un año que los toreros salieron a la calle a encontrarse con los aficionados, los jóvenes y los niños, y que los ganaderos han abierto las puertas de sus ganaderías a los visitantes. Tampoco es casual que esta primavera las principales figuras hayan presentado sus respectivas temporadas en grandes actos públicos… Si la información no viene a nosotros, nosotros sí promovemos la información. Veremos si con el tiempo vencen tan singular olvido.

montageG5petit

Fotos bruno Lasnier

Comments are closed