JOSE TOMAS

José Tomàs no habla, no escribe. En cambio, muchos hablan de él o escriben sobre él. Su vuelta en Granada, 639 días después de su encerrona nimena, fue una miles y miles veces comentado. Algunos evocaron su voltereta sin consecuencia, dicen sobre un error de becerrista. ¿ Cuántas veces vemos en una temporada taurina, los toreros dar la espalda al toro e ir a por la espada?

En Granada, el toro pesado y poderoso (578 kg), de 5 años, que jamás humilló, brotó, lo enganchó… Usted conoce la continuación.

Otros hasta se atreven a escribir que dirige sus volteretas. Otros todavía le piden hacer una temporada completa.

Queda imperturbable y se calla. Él torea donde quiere, cuando quiere. Libre a los aficionados de ir o de no ir a verlo torear.

En Granada, José Tomàs lleno la plaza y ni siquiera el día de su corrida.

En Granada, José Tomàs destiló este impresión extraña e indefinible que le acompaña a cada una de sus corridas.

José Tomàs me revolvió en Madrid el 5 de junio de 2008, me deslumbró a Nîmes el 16 de septiembre de 2012.

En Granada, encontré al mismo José Tomàs, sus pequeños pasos, el abandono de su cuerpo, la economía de los gestos.

Un personaje fuera de lo normal y fuera de epoca.

¡ Único y fascinante!

tomasNetB

Comments are closed