OTRAS PUERTAS GRANDES

Como de costumbre, numerosos observadores taurinos establecerán el balance de la feria de Pentecostes en Nîmes que se terminó de la peor manera posible con un lote de Miura catastrófico.

El resto fue de el más clásico.

La buena sorpresa de la feria se llama Juan Varea, un novillero de Castellon casi-desconocido que contaba sólo un novillada picada. Este joven hombre inédito en Francia y con poca experiencia, posee calidades que no se enteran: una flexibilidad de la muñeca pasmosa y un templo desconcertante. No obtuvo el Capote de Oro, sino firmó algunas series de gran clase. Juan Varea, si los cochinos no le comen en el camino debería ser un grande.

El otro triunfador de la feria se llama André Pignat. Es originario de Sion en Suiza y jamás manejo un capote. Pero, repite este verano (primero al Festival de Aviñón) un espectáculo de baile inspirado por la corrida. Vino a hablar de eso en apertura de la feria al hotel Atria. Y todas y todos que lo oyeron le abrieron, por unanimidad, la Gran Puerta.

Volveremos a hablar de eso.

¡ Varea-Pignat, ambos triunfadores de Nîmes!

Comments are closed