FERIA DE BAYONA AGOSTO 2014 : UN TRIUNFO TAURINO

Los carteles no tenían a priori mucho tirón, apenas hubo un tercio de entrada el sábado, pero los resultados taurinos de los distintos festejos del fin de semana fueron un exito.

Mas allá de los trofeos y las salidas a hombros, se han visto toreros con tauromaquias fascinantes y toros que les han permitido expresarlas.

El mas destacado de todos ellos fue Daniel Luque. Aparte de Morante de la Puebla, nadie torea tan bien de capote como el torero de Gerena.  Ocupó enseguida el espacio escénico sin forzar la estética, todo fluyó naturalemente, con un relajo abrumador, prueba de la madurez que ha alcanzado y de como disfruta de cada embestida del toro. Con la muleta es probablemente el único capaz hoy de rivalizar con Miguel Angel Perera. Por el sitio que pisa, por el temple lánguido con que la maneja y por la profundidad de cada muletazo. En Bayona fue un verdadero recital, imaginativo y sorprendente.

Daniel ha cumplido 25 años, esta temporada es sin duda la de su consagración.

A Jimenez Fortes le queda todavía camino pero no debería tardar en llegarle la hora. En la primera corrida fue el único en no salir a hombros pero el mejor toreo lo firmó él. Desde el primer lance provocó el lio en los tendidos. Porque se coloca donde pocos se atreven con una quietud acongojante.

Su toreo se depura dia tras dia aupado por un valor, una sangre fría que contrariamente a lo que piensan algunos, le permiten pensar en la cara del toro y evolucionar técnicamente. Desgraciadamente la espada le sigue haciendo perder Luque y Fortes fueron los toreros que personalmente mas me han marcado en esta

feria pero también se premió a Paco Ureña que sumó un nuevo triunfo en Francia, a Juan Leal por su valor, a Iván Fandiño por una faena poderosa antes de resultar herido y hubo gestos de buen toreo del mexicano Joselito Adame pero sus trasteos no me llenaron.

A las corridas de Pedrés y Montalvo, serias de presentación, les faltó un poco de picante pero tuvieron mucha nobleza las dos y destacaron por su mayor mobilidad y recorrido los toros que cerraron plaza en ambos festejos.

En lo que concierne a las novilladas matinales la revelación fue la de un joven sevillano, Pablo Aguado. Torea francamente bien, con mucha variedad tanto de capote como de muleta, está puesto como para torear en novillas picadas y participará en la final de septiembre en Bayona.

Comments are closed