LA BRAVURA ESTÁ EN “EL TORERO”

El 15 de agosto 2014 superpone corridas, ferias, toros bravos y triunfos toreros, los suficientes para que unos anulen a otros y poco quede registrado en la memoria.

Por eso conviene recordar como efeméride diferencial la corrida que la ganadería “El Torero” lidió ese día en Madrid: seis toros bravos y uno excepcional, corrido en segundo lugar, llamado “Noticiero”, nº 53, de capa negra y con 507 kilos.

Todos se encelaron en el capote desde el primer lance, acudieron prestos al caballo, recargando algunos y dejándose pegar un par de ellos; todos fueron alegres y nobles en banderillas; todos se vinieron arriba en la muleta, fijos ante los cites; y largos fueron sus viajes, por lo general humillados: unas embestidas que mantuvieron su ritmo y continuidad de principio a fin de las faenas de muleta. Naturalmente, hubo matices.

Al primero le sobró “carbón” en el último tercio porque fue poco picado. Por el contrario, al cuarto, un precioso salpicado, lo quebrantó en exceso el primer puyazo y luego se defendió y acortó sus embestidas.

A mi modo de ver, fueron bravísimos segundo y sexto, y éste se vino muy arriba por falta de mando de su matador.

Pero el segundo, un toro que cumpliría los cinco años en noviembre, fue atemperando, endulzando sus rítmicas embestidas a medida que el temple de Pepe Moral lo sometía en muletazos largos, hondos, muy templados. Era un toro de bandera, alegre y hondo, encastado y enclasado, fijo y noble de principio a fin, el protagonista de una corrida paradigmática: seis toros bravos en una plaza de primera.

Evidentemente, la bravura vive en “Las Salinas de los Hortales”, la finca gaditana donde pastan los toros de El Torero.

fotos Taurodelta

PEPEMORAL2

PEPEMORAL1

Comments are closed