ENTREVISTA CON ANTONIO FERRERA

El torero extremeño ha vivido todo tipo de situaciones a lo largo de su dilatada carrera, pero el verdadero reconocimiento, por parte de la crítica, de los aficionados y del público, le ha llegado ahora. Empezamos hablando con Antonio sobre lo que esto significa para él.

Me da sobre todo ganas de seguir el camino que me he trazado. La experiencia es un aliado, me ha permitido llegar a ser un toreo mucho mas puro et vivir plenamente de lo que me hace ser feliz, que es torear.

Dicen que eres inoxidable. Yo creo que hay que buscar dentro de si mismo lo que uno quiere ser sabiendo lo que es. La vida está hecha de altibajos, hay que aceptarlos y aprender de ellos. Cuando estás bien contigo mismo no se nota la oxidación, al menos eso intentas. La experiencia te abre nuevas perspectivas.

¿Qué te ha aportado un torero como “El Tato”, tu apoderado?

Se aprende mucho hablando y viendo, incluso con toreros debutantes. El Tato es una figura en esto, ha triunfado en las plazas mas importantes y obviamente me aporta mucho.

Te enfrentas ahora a todo tipo de ganaderias. ¿Lo habeis elegido asi?

En ciertos momentos de mi carrera era el mercado el que lo dictaba, pero ya no es el caso. Siempre he pensado que para evolucionar, para crecer, hay que conocer al toro en toda su variedad, su complejidad según el encaste y su propio comportamiento. Para mi es un desafio permanente.

Por qué elegiste enfrentarte a seis toros de Miura en Malaga?

Primero por razones personales, familiares, pero también porque es una plaza en la que he sentido el toreo de una forma muy especial. Todos tenemos sueños, algunos mas dificiles de alcanzar que otros, y en carrera como torero hay momentos que marcan como mi encerrona con los seis de Victorino. Quería hacerlo con los Miuras porque sentía esa necesidad en mi, para seguir forjando mi historia.

Abrir plaza, como lo haces ahora a menudo, ¿es una dificultad suplementaria?

No hay que pensar demasiado en ello y, como dicen, la primera vela es la que alumbra.

Eres el torero de nuestro tiempo mas castigado por los toros, con mas de cuarenta cornadas. ¿De donde sacas esa fuerza para sobreponerte?

Te viene del corazón, de la entrega. No se olvida uno de las heridas, no se las puede uno tomar a la ligera, es algo fuerte, doloroso, pero practicamente todas las cornadas fueron en dias de triunfo. Hay que aceptarlas con la mayor naturalidad posible, como algo que te pasa cuando eres torero, pero sobre todo hay que amar lo que haces por encima de todo.

Antonio Ferrera nació el 19 de febrero de 1977 en Ibiza.

Alternativa: 2 de marzo de 1997 en Olivenza.

Apoderado: Raul Gracia “El Tato”

Temporada 2013: 38 corridas, 54 orejas y 3 rabos.

Temporada 2014 a 1 de septiembre: 28 corridas, 29 orejas y 1 rabo.

Comments are closed