ISTRES 2015 LAS FUTURAS ESTRELLAS

La conclusión mas patente, tras esta feria con cuatro corridas de toros en tres días, es que hay mucha esperanza con jóvenes toreros poco conocidos (a menudo boicoteados por las figuras a las que no les gusta compartir) y que saben aprovechar la mínima oportunidad que se les presente con desparpajo. Hemos descubierto el sábado a Thomas Joubert, anteriormente apodado “Tomasito”, que lleva toreadas sólo dos corridas esta temporada.

Su serena elegancia sedujo al público y su faena variada, sincera y concluida con una estoca certera pero ligeramente desprendida, fue recompensada con dos merecidas orejas. Esperemos que el futuro de Thomas Joubert le permita alzarse en el escalafón francés.

En el apartado descubrimiento y confirmación, con un principio de temporada tremendo, destaca Alberto López Simón (cuatro orejas en dos tardes en Madrid). El domingo, alternando con Ponce y Talavante, sustituyendo a Manzanares, dio una verdadera lección de toreo. Su primera faena fue magnífica, variada, en los terrenos del toro, iniciada con unos derechazos de frente y alternando muletazos por varios pitones con originalidad, verticalidad y temple, encandilando los graderíos. Se tiró derecho a matar y cortó dos orejas incuestionables. Un recital que continuó con “Zarando”, el que cerraba plaza de una buena corrida de Zalduendo, un “partenaire” ideal para una faena a mas que le permitió al joven matador explayarse en múltiples tandas. La petición de indulto fue subiendo, tan atronadora que el presidente terminó por sacar el pañuelo naranja, la apoteosis de este nuevo triunfo de López Simón, un torero con muchísimo porvenir.

El futuro nos dirá si es este el gran torero que todo el mundo está esperando.

Comments are closed