SAN ISIDRO 2015 : CASTELLA. Y TALAVANTE. Y LUQUE

Cuando aún están por llegar tres grandes citas de la feria-el mano a mano de El Juli y Perera; el regreso de Castella con los de Adolfo Martín; y la encerrona de El Cid con los “victorinos”-, podemos afirmar que Sebastián Castella es el triunfador absoluto del San Isidro de 2015. Sus dos faenas, las hechas al toro de El Torero y al de Alcurrucén, son las mejores y más redondas de la Feria. Se argüirá que fueron dos toros excepcionales, y es cierto. Pero también lo es que cuajar ese tipo de toros es la más difícil prueba a la que se puede enfrentar un torero. A la clase del primero y a la embriagadora embestida del segundo, el de Beziers respondió con una intensidad estética y dramática descomunales, con un temple y un tempo fuera de lo común. Sus dos faenas tuvieron pasión y desfondamiento en todas sus fases, y a cada una de ellas la estructuró una arquitectura narrativa que tuvo el mérito de empezar en la cumbre, permanecer en la cumbre y terminar más arriba todavía.

Muy cerca de Sebastián quedaron dos toreros que, quizá uno lo supere en inventiva y trazo -Alejandro Talavante- y el otro en trazo y temple -Daniel Luque-. Pero sus faenas no alcanzaron la rotundidad estética lograda por el francés. Desde luego, Talavante le superó en inspiración e invención, y Luque en cadencia y musicalidad. Desde luego, con Castella conforman la terna estelar triunfadora de San Isidro… hasta el momento. Lo dicho, nos esperan tres jornadas taurinas decisivas

Comments are closed