BEZIERS 2015 : TRIUNFOS DE CASTELLA Y MANZANARES

La feria arrancó el 13 de julio con una tarde lluviosa. Este año Michel Daude ha vuelto a presidir todas las corridas y la novillada con picadores. Un tenor acompañaba el paseíllo entonando “Carmen”. En el apartado cambios, la comisión taurina decidió que para salir por la puerta grande se requería al menos haber cortado dos orejas a un mismo toro. Tiempo gris, después de la tormenta de por la tarde y gran entrada.

Fotos Mikael Fortes

Una apertura de tono medio, debido al juego de los toros. De poco recorrido y reservados los de San Pelayo y Capea para Pablo Hermoso y los de Jandilla se pararon, no tuvieron transmisión impidiendo el lucimiento en la muleta durante el mano a mano entre Castella y Perera. Y como tampoco brillaron con la espada el resultado estadístico no fue el esperado en este tipo de carteles.

El dia siguiente era probablemente el cartel estrella de la feria, con la segunda comparecencia de Sebastián Castella. Este año, con el cambio en el reglamento, salieron a hombros Manzanares y Castella, pero no lo hizo Juan Bautista. Salió a pie pero aclamado por el respetable. Tuvo el lote menos propicio de la corrida de Domingo Hernández/Garcigrande pero se esforzó por torcer el destino. El público no se equivocó y reclamó la segunda oreja en el cuarto toro de la tarde, que le abría permitido salir a hombros. Petición rechazada por la presidencia. Castella ha mantenido ese nivelazo que está teniendo esta temporada y ha vuelto a lucirse en su ciudad. Éxito que podría haber sido mayor de no pinchar en su primero.

José María Manzanares, perturbado por el viento en su primera faena, le dio la vuelta a la tarde en el último del festejo, el toro mas noble del lote, conquistando la plaza con una muleta de seda y lánguida.

El tercer festejo se terminó con un reparto equitativo de una oreja por barba. Los toros de Margé tuvieron un comportamiento dispar. Finalmente, tan solo el ejemplar corrido un cuarto lugar y lidiado por Manuel Escribano estuvo a la altura de la reputación del hierro de la tierra, adquirida a lo largo de estas últimas temporadas en esta plaza. Muy bien presentados, les faltó en conjunto fondo, a excepción del buen cuarto y del manejable quinto. Se recordará de esta tarde que aquí, como en todos lados, es la presidencia que da las orejas, pero son mas fáciles de cortar cuando uno se apellida Manzanares. Escribano recibió a porta gayola, banderilleó con brillantez, con un par al quiebro peligrosísimo contra las tablas, antes de cuajar una buena faena basada en la mano diestra, sincera y entregada, que precedió una estocada algo desprendida. ¿Pero acaso no lo era también la del alicantino?

Personalmente, me acordaré también de la oreja obtenida con tesón por Cayetano Ortíz, que volvió con justicia a la plaza en que se ha forjado como torero, después de triunfar aquí el año pasado. En cuanto a Fandiño se le ha visto mejor que en sus últimas prestaciones en el sureste, pero con bastantes enganches.

El domingo 16 de agosto hubo una novillada matinal con un cartel atractivo. Cartel internacional con ejemplares de la ganadería andaluza Virgen María y Santa Ana, flojos y deslucidos en conjunto. Posada de Maravillas, torero fino y artista, cortó dos orejas, una en cada toro, destilando momentos de arte. El artesiano Lilian Ferrani, novillero generoso que está echando una buena temporada, y el peruano Roca Rey, nueva estrella que tomará la alternativa dentro de un mes en el coso de Nîmes, tan solo pudieron contados detalles porque a los novillos les faltó raza y movilidad.

La feria de Béziers se cerró con la tradicional miurada que esta vez ofreció pocas opciones para triunfar para la valiente terna en cartel. A la postre Javier Castaño y Mehdi Savalli se repartieron dos orejas y dejaron ambos una grata impresión. En particular Mehdi Savalli ante sus dos toros, es un torero apreciado en esta zona, que ha sabido una vez mas combinar una tauromaquia popular con el buen gusto, y todo ello ante los toros criados en Zahariche.

Comments are closed