DAX 2015 : GRANDES RECUERDOS

No fue una feria redonda, pero hubo momentos importantes, algunos de ellos quedaran grabados en el recuerdo de los aficionados y sin duda marcarán la temporada del suroeste francés. En el capítulo del toro, destaquemos la corrida de Pedraza de Yeltes, con dos ejemplares de vuelta al ruedo, mucha emoción en el ruedo, particularmente en la suerte de varas, y acometividad en la muleta. El mayoral de la ganadería salió a hombros pero curiosamente Juan del Alamo, que cortó sendas orejas a sus toros, salió a pie. Otro momento destacado fue la prestación de El Juli. Vino a por todas en su única actuación en el suroeste francés y lo bordó. Dos orejas abriendo plaza con pasajes de mucho sentimiento, de relajo absoluto. Un gran Juli, con esa raza que le caracteriza, que no dudó en hincarse de rodillas en el albero hecho un barrizal por la tormenta caída, para recibir a porta gayola a su siguiente adversario. El Juli dejó bien claro ante la afición landesa que merece volver a todas las plazas del suroeste. La gran sorpresa de esta feria ha sido Pepe Moral quién en matinal junto a El Juli y ante toros de Domingo Hernández no dejó su oportunidad. Ha entrado en Francia con un toreo digno de una figura. Supo aprovechar un toro que embestía con suavidad toreándolo con relajo y desparpajo, incluso bajo la lluvia, obteniendo las dos orejas. Cortó una tercera oreja ante otro toro con buen tranco y salió por la puerta grande junto a El Juli.

Otro momento destacado de la feria fue la faena de Daniel Luque al toro que cerraba una corrida decepcionante de Bañuelos. Con una técnica deslumbrante, sacó todo lo que llevaba dentro el astado y se gustó toreando. Cortó tan solo una oreja, porque descabelló.

Por último señalemos que Pablo Hermoso estuvo sensacional y la plaza entera le pidió un rabo que la presidencia desechó.

En el capítulo de las decepciones ya hemos señalado la corrida de Bañuelos, justita de presentación y que salvó a última hora Daniel Luque. La de Jandilla fue buena pero no supieron aprovecharla del todo los toreros en liza y la de Escolar Gil descastada sin paliativos, tan sólo el tesón de Rafaelillo permitió que se le arrancase una oreja.

Comments are closed