SAN SEBASTIÁN 2015 : LA FERIA DEL REGRESO

Volvían a darse toros en la Semana Grande de San Sebastián después de dos años de letargo. ¿Se mantendrían fieles los aficionados tras esa ruptura de dos años? ¿Iba a pesar la competencia de Dax, Bayona y Madrid? ¿Se notaría la crisis en la taquilla? Las esperanzas de los antitaurinos resultarían vanas, Illumbe acogerá en cuatro días entre 30 000 y 35 000 espectadores según el “Diario Vasco”.

Frente a una corrida de Juan Pedro que no decayó, Morante compartió el sábado lo mejor de su arte. En su primera prestación, hizo una demostración de lo que es el toreo de capote. Le invitaron a saludar, pero lo rechazó. El de la Puebla le buscó las vueltas a su segundo toro pero no le permitió expresarse, desacertado con los aceros, la plaza tembló con la ovación que se le tributó.

Ese día, Sebastián Castella cortó también una oreja con petición de la segunda. Dos grandes faenas llenas de maestría y de rigor que le permitieron llevarse con toda justicia “La Concha de Oro” al triunfador de la feria. Alejandro Talavante, brillante con el capote, siempre original y firme con la espada por una vez recibió también un trofeo en esta tarde importante.

La víspera, Pablo Hermoso, El Juli y Miguel Ángel Perera cortaron un trofeo y el primer dia, ante Don Juan Carlos y las cámaras de TVE, Ponce exhibió su magisterio (una oreja).

Bien presentados todos los toros y astifinos, no respondieron en conjunto a lo que esperaban los aficionados. Los de Victorino, aplaudidos de salido, estuvieron a la defensiva y se pararon, resultando prácticamente ilidiables. Fue la mayor decepción de esta “feria del regreso”.

Comments are closed