EL CONOCIMIENTO Y LA FRESCURA

Captieux, domingo 5 de junio 2016. Cartel bien hecho, por una parte un novillero que se despedía antes de su alternativa y dos otros que debutaban con caballos y que ya habían llamado la atención en sin picadores. Ante ellos una muy bonita novillada de Joselito que les permitió expresarse.

El que tuvo el peor lote fue el más experimentado, el peruano Joaquín Galdós. Su primero no fue el titular ya que este se estropeó los cuernos y el sobrero resultó muy noble pero a la vez muy flojo. Ante el siguiente, un novillo con mucha mas caja, a Galdós se le vio sobrado. Personalmente, me encanta ver a los novilleros que tienen entre sus manos todas las llaves para convertirse en matadores, el novillo ya no les basta, están pidiendo otra cosa. Galdós dio muestras de su temple, de la calidad de su toreo, muy pausado, de su inteligencia también pero marró con la espada lo que le impidió tocar pelo.

Adrien Salenc tuvo un muy buen lote entre sus manos, sobre todo el quinto novillo que hacía el avión por ambos pitones. Se le vió valiente, voluntarioso y sus paisanos le recompensaron con una oreja de cada toro lo que le permitió salir a hombros.

Carlos Ochoa triunfó este año en las sin picadores de Las Ventas y causó una muy grata impresión. Poco ducho de momento con el capote, demostró que tiene mayor talento con la muleta buscando a menudo la hondura y siempre la largura en cada muletazo. Novillero muy prometedor y que transmite, como no, frescura.

Comments are closed