DAX 2016 : UNA FERIA DESIGUAL

Para empezar en cuanto al trapío de los toros, según el festejo algunos salieron terciados y otros inmensos como caballos. La corrida mejor presentada fue la de Jandilla, con un lote bien hecho, serio pero que no dio el juego esperado. También decepcionó la de Nuñez del Cuvillo, con algún ejemplar justito de presentación, entre ellos el sexto, un toro sin embargo con mucha clase.

La de Pedraza, aparte del tamaño, ofreció muy poco espectáculo, salvo el cuarto en el caballo montado por Juan José Esquivel. Sosa resultó la de Ibán y bonita, en el tipo de las corridas de Dax para figuras, la de Domingo Hernández, a la postre la que propició el mayor éxito de la feria. El Juli estuvo en maestro ante el toro complicado y a menudo distraído que abrió plaza, que a punto estuvo de sorprenderle y de cogerle, pero el madrileño se impuso con firmeza y la plaza se le rindió. Alberto López Simón le cortó dos orejas a su primero por una faena donde primó la ligazón y tuvo un inicio de faena al quinto muy inspirado y ralentizado. Pero el toro no le siguió. Roca Rey estuvo explosivo, imaginativo, pero a veces en el toreo fundamental, en los naturales y en los derechazos, le faltó algo de fibra, de profundidad. Por momentos se vio desbordado por la casta del que cerró plaza, un toro que tenía su guasa, pero aún así salió en volandas de la plaza. Ese día se colgó el “no hay billetes”.

Destaquemos, en cuanto a toreo, una buena actuación de Curro Díaz con pases de categoría, algunos de cartel, el toreo de lujo, tanto de capote como de muleta, de Daniel Luque, al ralentí absoluto. Perdió probablemente dos orejas por la espada. El peruano Joaquín Galdós cortó sendas orejas y demostró que tiene potencial y proyección. También tocaron pelo Pepe Moral, por un trasteo ligado a uno de Jandilla, Juan del Alamo en una des sus dos comparecencias y Rafaelillo ante los soporíferos Pedrazas se las ingenió para acompasarse a las noblonas embestidas del que abrió plaza y llevarse una oreja.

Comments are closed