DESASTRE GANADERO

San Isidro, 10ª corrida. En Madrid todos los toros están bien presentados. A veces, los toristas los pitan de salida si no son cornalones. Pero si se mueven y tienen brio, las protestas se acallan. No sucedió así con los cuatro toros de Valdefresno, los dos de Fraile Mazas, el de Adelaida Rodríguez y el de Carriquiri. Todos mansearon, todos carecían de la raza necesaria para embestir y los de los hierros titulares además eran inválidos. Un desastre ganadero sin paliativos.

Con semejante material, los toreros, Daniel Luque, Fortes y Juan Leal se mostraron valientes y voluntariosos. Una lástima. Personalmente, lamenté ver a un torero tan bueno como Daniel Luque metido en este embarque y con una sola corrida en la feria. La corrida fue un suplicio interminable.

Comments are closed