UNA BUENA TARDE DE TOROS

Bilbao, 3ª corrida. Los buenos toreros convocan a los aficionados; las figuras, a los aficionados y al público. Por eso, en Vista Alegre había una gran entrada, algo meritorio en estos tiempos con la tauromaquia expulsada de los medios de masas y tanto vegano de mente. Toreaban El Juli, Perera y Roca-Rey y los toros eran de Jandilla.

La corrida estuvo bien presentada, tenía bellas hechuras y ofensivas defensas, pero lefaltó un punto de fuerza, lo que impidió a varios astados embestir como querían. Lostoreros, valientes y empeñados, estuvieron por encima de los toros. Por ejemplo, El Julise inventó uno. Inventarse un toro significa hacerle embestir como no quiere, o sea bien.

Deslumbrante maestría. Si no falla con la espada, El Juli hubiera cortado oreja. Igual lesucedió a Perera, que pinchó a sus dos oponentes y perdió dos orejas. Perera no seinventó ningún toro, pero los templó en la primera parte de sus dos faenas como si loshubieran picado lo justo, y cuando se pararon se impuso tanto a ellos que terminaron por asustarse. Al toro poco picado por falta de fuerza es muy difícil templarlo. Por esoRoca-Rey, con menos experiencia, tardó en acoplarse. Lo consiguió mediada su última faena, y como mató bien a sus dos toros, cortó dos orejas. Roca-Rey todavía no tiene eloficio de sus dos compañeros, pero sí el valor y la impronta de figura.

El aficionado y la gente salieron satisfechos de la plaza.

Comments are closed