SEVILLA. GRANDES FAENAS DE FERRERA Y ROCA REY

Sevilla. Corrida de Resurrección. Podría haber sido triunfal. La faena de Antonio Ferrera al cuarto fue a la par de una inspiración deslumbrante y muy medida técnicamente. Hubo muletazos bellísimos, acompañando, completamente acompasado, las embestida del toro, casi oníricos. Algunos consideran que prolongó en exceso su faena, lo que le perjudicó a la hora de matar, pero lo cierto es que así pudimos saborear y deleitarnos con unos extraordinarios muletazos finales.

Tendría que haber tocado pelo pese a pinchar y descabellar pero en Sevilla la gente es muy quisquillosa con lo de la estocada.

La otra gran faena de la tarde fue la primera de Roca Rey a su primer gran toro de Victoriano del Rio. Una faena que ha permitido a muchos sevillanos y telespectadores ver otra dimensión de Roca, la de un torero largo y profundo. Toreó con mucha despaciosidad, recreándose en los muletazos, sorprendiéndonos en permanencia. Faenón por el que hubiera merecido las dos orejas, sobre toda después una estocada certera y jugándose el tipo. Pero el toro tardó en caer y curiosamente los sevillanos se contentaron pidiéndole un solo trofeo.

El resto de la corrida de Victoriano fue decepcionante, muy desigual de presentación y excesivamente cargada de kilos, lo que acusaron mas tarde. Manzanares se las vio con un lote complicado e incierto por el que no dejó de apostar, aunque le prendiese uno de sus toros, con gallardía y aplomo, pero no le permitieron lucirse.

 

Comments are closed