GRANDE NOVILLADA DE EL JULI

El madrileño ha vuelto a echar, en la plaza donde debutara como ganadero en Francia en el 2010, una novillada picada excepcional. Pese a las amenazas de tormenta, de granizo, las predicciones mas alarmistas de los meteorólos, el coso de Captieux, en el suroestre francés, prácticamente se llenó. Bajo un cielo encapotado, los aficionados disfrutaron de la nobleza enclasada de los astados, dos de ellos premiados con una vuelta al ruedo, y pudieron calibrar en que momento se encuentra la terna de novilleros franceses encartelados. Adrien Salenc, el mas cuajado de ellos, dejó una buena estela. Por momentos subyugó con su temple, como en el inico de faena al cuarto de rodillas con pases largos y despaciosos, hubo muletazos con sabor y regusto por ambas manos a ese novillo premiado con una generosa vuelta al ruedo, ya que fue echando la persiana e incluso buscando tablas. El que abrió e brindó menos opciones de lucimiento.

El triunfador fue Dorian Canton al que le cayó en suerte un lote sensacional. Es un novillero con poco bagaje pero con gancho en las gradas. Bullicioso y entusiasta, sus esfuerzos se vieron recompensados con la salida a hombros. Verde también está el novillero nimeño El Rafi. Se le vio buen corte pero todo aún es muy aproximativo, suma pases pero no construye faena. Tiempo al tiempo.

Los comentarios están cerrados.