SAINT SEVER JUNIO 2019 : UN EXITAZO

Par empezar a nivel del público con un llenazo que no se daba en esta plaza landesa desde hacía varias decadas. Con gente de todas las edades y jóvenes, lo que es destacar en el contexto actual. La gente respondió a la alquimia del cartel. Entusiamo, pasión y afición en los graderíos.

Segundo aspecto destacable : los toros. Una ganadería de lujo, Victoriano del Rio, con un lote presentado acorde a la categoría de la plaza, en tipo, con cinco toros de nota por su mobilidad y nobleza. Se le dio la vuelta al cuarto, que le correspondió a Castella, pero mas la habría merecido el sexto, muy bravo en el caballo y fiero, encastado, derrochando bravura en la muleta.

El primero de la tarde fue le único apagado, mas terciado, Castella lo toreó con fluidez pero sin conexión con las gradas. Sin embargo la faena que le brindó a Richard Milian en su siguiente tuvo pasajes extraordinarios. Como un principio de faena con pases invertidos de espaldas, asociados a muletazos de un desmayo absoluto, andándole al toro. La faena rayó a gran altura, con naturales soberbios, pero se prolongó en exceso cuando el toro ya no daba mas de si. Lo que no le impidió cortar una merecida oreja que sumada a la de su primero, que le regaló la presidencia, le permitieron salir a hombros. A proposito de la presidencia, se mostró excesiva y torpemente triunfalista, sin escuchar lo que pedía el respetable.

Thomas Dufau cortó dos orejas en su primero cuando se le pidió una tan solo y si cortó una de mucho peso en el quinto donde se la vio a gusto ante un gran toro de Victoriano. Hubo momentos de sentimiento, con un relajo cada dia mas frecuente en su toreo. Se comentaba, entre aficionados, que ha dado un paso mas y que aún queda margen. Enhorabuena !

Este festejo fue también el del regreso a los ruedos del torero de Burdeos, Clemente. Había suscitado interés por saber como se encontraba. Toreó con sabor, con gracejo, de muleta. Sin lugar a dudas, las mejores verónicas de la tarde fueron las suyas. En la muleta también buscó sentirse pero a menudo en detrimento de la lidia, por lo que por momentos se vio desbordado. Los opiniones, al salir de la plaza, eran contrastadas. Clemente tiene cualidades innatas, personalidad, pero le falta experiencia, rodaje y ante un lote de categoría de Victoriano su actuación no fue del todo concluyente. Habrá de perservar.

Los comentarios están cerrados.