SAN ISIDRO 13 : ADOLFO MARTIN REDIME A LOS «ALBASERRADAS»

La forma es el fondo: los «albaserradas» de  Adolfo Martín eran bellos, armónicos, con los pitones cornivueltos, en el tipo del encaste.

Y salvo el segundo y el tercero, fueron como parecían: bravos, encastados y con una clase desbordante en el muleta. «Español», lidiado en 4º lugar, «Mentiroso», en 5º, y «Madroñito», en 6º son claros aspirantes a premio.

Con ellos, Manuel Escribano, Román y Roca Rey hicieron un toreo templado, de mano baja, largo trazo y mucha calidad, la que exigían los toros, Y a los tres, perturbados en sus faenas por los gritos, siempre equivocados, de los listos, la fortuna les pagó con distinta moneda. A Escribano con una grave e inesperada cornada, a Román con una merecida oreja, y a Roca Rey, que hizo el mejor toreo de la tarde, con la negativa presidencial a concedérsela.

Su faena era de dos, su primer pinchazo en el arpón de una banderilla, a no tener en cuenta, y su estoconazo, de ley. Pero, la verdad, para los ultras de esta plaza habría sido demasiado desmoralizador que Roca Rey triunfara lo mismo con los «albaserradas» que con los «parladés». En Las Ventas, la proliferación de la estupidez empieza a ser alarman

Los comentarios están cerrados.