SAN ISIDRO 22 : TOREAR EN EL INFIERNO

Las Ventas, estos meses de de mayo y junio, parece el centro de un tornado. Si a esta perturbación, que destruye las órdenes de los capotes y muletas e impide a los toreros dirigir las embestidas de los toros, se suma que estos, grandes, viejos y engordados, son contrarios a la tipología del toro bravo, se comprenderá que la llamada primera plaza del mundo se haya convertido en el infierno de la tauromaquia.

A dicho infierno descendieron Fernando Robleño, Ivan Vicente y Cristian Escribano. Y de la aventura salieron vivos. Enhorabuena.

La gandería, Valdellán, de encaste Santacoloma, envió toros de diferentes hechuras, unos con el tipo de la estirpe y otros no. Hubo uno, el corrido en tercer lugar, que era un santacoloma clásico pero visto a través de una lupa de aumento. Fue bravísimo.

Los comentarios están cerrados.